Corta los Hilos

Para reconocernos como seres multidimensionales que somos, es necesario comenzar a cortar aquellos hilos que nos impiden avanzar, ya sean derivados de las programaciones de nuestra infancia, de las creencias limitantes, de los juicios y/o cánones sociales que sólo alimentan  exigencias materiales, alejándonos de nuestra real esencia interior.

Al ir liberándonos de las trabas, comenzamos a limpiar el foco con el que usualmente vemos la vida, y en vez de seguir esperando que el exterior exprese algún sentido, daremos paso al crecimiento interior, aquel que nos revele el potencial intrínseco, los recursos propios, la capacidad ilimitada de seguir aprendiendo y respondiendo a las necesidades del Alma por sobre las que manifieste el ego. Recién ahí, podremos reconocer que somos mucho más que el cuerpo físico con que nos movilizamos por la vida, somos energía pura, y que al darle acción, intención y conciencia -desde la fuerza de voluntad interior que nos moviliza- estaremos comenzando a vivir nuestra vida y por ende, co-creando nuestra realidad.

Dejemos de ser marionetas o peones siguiendo lo que otros establecen como “aceptado o correcto hacer”, cada uno tiene su propio molde, sus propios sueños, todos somos únicos e irrepetibles, valoremos nuestras cualidades sin medirnos en base a las expectativas de terceros, busquemos ser la mejor versión de nosotros mismos.